miércoles, 12 de noviembre de 2014

Enfermeras, superprofesionales de la salud y mucho más...



Des de sus inicios, la enfermería ha estada muy vinculada a las mujeres, no en vano el 85% del sector profesional es ejercido por ellas. Des de las primeras épocas conocidas como “etapa doméstica de los cuidados”  hasta su profesionalización, las mujeres han tomado las riendas de esta ciencia y la han mejorado. Incluyendo en esta ciencia el cuidado individuas, la familia y la comunidad en todas las etapas del ciclo vital.  Algunos datos que me han parecido curiosos:
·         En tiempos pre-modernos, las monjas y los militares se ocupaban de proporcionar cuidados en los hospitales
·         En Reino Unido, a las supervisoras de enfermería se les llama “sister” (hermana)
·         En alemán enfermera se dice "Krankenschwester" (lit. hermana de los enfermos).
·         Florence Nightingale, conocida como “la dama de la lámpara”, es considerada la fundadora de la enfermería moderna
·         Nueva Zelanda fue el primer país en regular  el oficio de enfermería, creando la Acta de Registro de Enfermeras el 12 de setiembre de 1901.
Así pues, para rendir un pequeño homenaje a todas estas profesionales, he seleccionado un pequeño grupo de enfermeras, que además de ejercer, hicieron grandes aportaciones a la humanidad.

Irena Sendler (1910 – 2008, Imperio Ruso / Actual Polonia)

Popularmente conocida como “El Ángel del Gueto de Varsovia”, Sendler fue una enfermera que ayudó y salvó a más de dos mil quinientos niños judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Caminaba por las calles del Gueto buscando familias a las que ayudar, aunque muchas veces, madres y abuelas se negaban a entregar a sus hijos y nietos, ella nunca dejó de luchar.
En el 2007, fue candidata al Premio Nobel de la Paz, premio que finalmente no consiguió.



Florence Nightingale (1820 – 1910, Italia)
Nightingale, conocida como la madre de la enfermería moderna, pasó a la historia por su trabajo durante la Guerra de Crimea y por su contribución a la reforma de condiciones sanitarias en los hospitales militares. Cambios como lavar la ropa, alimentar suficientemente y mantener la higiene de las salas modificaron radicalmente las expectativas de vida de los pacientes.


Virginia Henderson (1897 – 1996, Estados Unidos)

Henderson inició su formación como enfermera durante la Segunda Guerra Mundial, época en la cual atendió a los soldados estadounidenses que resultaban heridos.
Para ella, la única función de las enfermeras era ayudar a las personas (sanas o enfermas) que no pudieran realizar por sí solas actividades a favor de su salud. Así, incorporó un modelo conceptual de principios fisiológicos y psicológicos que le han otorgado un lugar en esta lista.

Mary Mahoney (1845 – 1926, Estados Unidos)


Durante 15 años, trabajó en el hospital de Nueva Inglaterra para mujeres y niños. También fue directora del asilo para niños negros de Howard. Su preocupación por la igual de las mujeres y su derecho a voto, la llevó a ser una de las primeras mujeres de Boston en registrarse para sufragar.

Elvira Dávila Ortiz (1917 – 2008, Colombia)


La investigación científica que realizó durante sus primeros años de vida profesional, llevaron a Dávila Ortiz a fundar el primer Banco de Sangre de su país. Sin embargo, el concepto de salvar vidas gracias a la transfusión de sangre era completamente desconocido en Colombia, por lo que Elvira tuvo que convencer a sus compatriotas que no corrían el riesgo de morir o contraer enfermedades si donaban sangre a enfermos. Gracias a su labor, que marcó un hito en toda Iberoamérica, fue candidata a la Medalla Florence Nightingale 2007, la cual reconoce los servicios ejemplares y los trabajos a favor de los enfermos.

Clara Barton (1821 - 1912, Estados Unidos)


Conocida también como “El Ángel del Campo de Batalla”, Clara Barton fue una de las primeras enfermeras humanitarias de su país. Fue nombrada por A. Lincoln Superintendente de Enfermeras durante la Guerra Civil. Cuando ésta finalizó, organizó una campaña para encontrar a los soldados perdidos. También luchó para que el gobierno firmara el tratado de Ginebra, según el cual se compromete al cuidado de enfermos y heridos y a la sepultura de los muertos en caso de guerra.

Dorothea Dix (1802 – 1887, Estados Unidos)

Profesora de profesión, Dix fue designada como “superintendente de enfermeras” en 1861, durante la Guerra de Secesión estadounidense. Dorothea hizo historia gracias al trabajo y las protestas que realizó a favor de las personas con retraso mental. Durante su labor como enfermera, aprendió nuevas teorías de atención a los dementes, entre las que destacaban tratamiento moral y el aislamiento familiar.

Margaret Sanger (1879 – 1966, Estados Unidos)

Durante sus estudios de enfermería en el hospital neoyorquino de White Plains, Sanger tomó conciencia de la importancia del desarrollo de métodos anticonceptivos para evitar embarazos. Por ello, en 1914 fundó “The Woman Rebel” revista que le sirvió como ventana para promocionar anticonceptivos femeninos. En 1917, inauguró la primera clínica de planificación familiar y, tiempo

Mary Breckinridge (1881 – 1965, Estados Unidos)

En 1925, Breckinridge estableció el Servicio de Enfermería de la Frontera, desde el cual brindó atención a los Apalaches de Kentucky. Su actividad ayudó a reducir la tasa de mortalidad en mujeres dentro de ese condado.

Para saber más:




No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...