domingo, 20 de noviembre de 2016

¿Donde estan las mujeres en los museos de Lleida?



Después de casi un mes de silencio, vuelvo con las pilas cargadas y la pluma afilada. Este fin de semana he participado en las IV Jornades d’Estudis del Segrià, donde investigadores y estudiosos exponían en cápsulas de diez minutos los ejes principales de sus investigaciones centradas en la comarca del Segriá.



Mi investigación ha girado en torno a la presencia de las mujeres en los museos de la ciudad de Lleida financiados con fondos públicos. Partiendo de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, concretamente del artículo 26. La igualdad en el ámbito de la creación i producción artística e intelectual, he querido comprobar en que mesura se aplica la ley en los centros museísticos de la ciudad.

Echamos la vista atrás y vayamos primero a los orígenes… Cuando a finales del siglo XVIII nace la Historia del Arte como disciplina académica, se construye “una” historia del arte que responde a un contexto cultural y a una jerarquía de valores androcéntricos y patriarcales del momento. Esta historia del arte recoge la creatividad, el gusto, el talento y la teorización masculina. Y deja a un lado el arte creado por mujeres, por otras etnias y culturas, que en el mejor de los casos las catalogará como artesanía. 


A partir de los años 60 con la aparición del movimiento feminista, se empieza a modificar tímidamente esta teoría y práctica en los museos. Pero en los años 80, las Guerrilla Girls todavía se preguntaban si las mujeres teníamos que estar desnudas para entrar en los museos… analizando las obras expuestas en el Metropolitan Museum de Nueva York, denunciaban que el 85% de los desnudos eran femeninos, mientras que solo el 5% de los artistas expuestos eran mujeres.

El 2007 se aprueba en España la Ley Organica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres. Casi diez años después, he querido comprobar en qué medida se ha implantado en los museos que reciben financiación pública, que son el Museu de Lleida Comarcal i Diocesà, el Museu Jaume Morera, y el Centre d’Art la Panera. Con esta ley la administración convoca a respetar la constitución en materia de igualdad de género y obliga a establecer los medios necesarios para su cumplimiento:

LO 3/2007, de 22 de marzo:


Capítulo II Acción administrativa para la igualdad


Artículo 26. La igualdad en el ámbito de la creación y producción artística e intelectual.

1. Las autoridades públicas, en el ámbito de sus competencias, velarán por hacer efectivo el principio de igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en todo lo concerniente a la creación y producción artística e intelectual y a la difusión de la misma.

2. Los distintos organismos, agencias, entes y demás estructuras de las administraciones públicas que de modo directo o indirecto configuren el sistema de gestión cultural, desarrollarán las siguientes actuaciones:

a) Adoptar iniciativas destinadas a favorecer la promoción específica de las mujeres en la cultura y a combatir su discriminación estructural y/o difusa.

b) Políticas activas de ayuda a la creación y producción artística e intelectual de autoría femenina, traducidas en incentivos de naturaleza económica, con el objeto de crear las condiciones para que se produzca una efectiva igualdad de oportunidades.

c) Promover la presencia equilibrada de mujeres y hombres en la oferta artística y cultural pública.

d) Que se respete y se garantice la representación equilibrada en los distintos órganos consultivos, científicos y de decisión existentes en el organigrama artístico y cultural.

e) Adoptar medidas de acción positiva a la creación y producción artística e intelectual de las mujeres, propiciando el intercambio cultural, intelectual y artístico, tanto nacional como internacional, y la suscripción de convenios con los organismos competentes.

f) En general y al amparo del artículo 11 de la presente Ley, todas las acciones positivas necesarias para corregir las situaciones de desigualdad en la producción y creación intelectual artística y cultural de las mujeres.


De la información recogida, se desprende que ninguno de los museos de Lleida tiene un programa específico para cuestiones de género. Aunque cabe destacar que dentro de sus protocolos y objetivos como institución y de manera natural buscan establecer un equilibrio entre mujeres y hombres artistas. 

En cuanto a las políticas activas de ayuda a la creación y producción artística e intelectual de autoría femenina, a que se refiere el artículo citado, nos encontramos que actualmente no existen becas específicas ni premios para mujeres creadoras en ningún museo de la ciudad. Es de justicia aclarar en este sentido, que tampoco existen otros tipos de premios. Desde hace unos años, y por una cuestión puramente económica los premios de los museos como la Medalla Jaume Morera o el Premi Leandre Cristofol, ya no se convocan.

La presencia de mujeres artistas en los fondos de los museos de Lleida es muy dispar, des de el 0% de mujeres documentadas hasta casi en 50% en otros.
Y aunque la mayoría del personal que trabaja en el ámbito cultural de la ciudad sean mujeres, cabe destacar que principalmente ocupan puestos de trabajo base o intermedios, y que los puestos de dirección están ocupados por hombres, lo mismo sucede a nivel nacional e internacional. Aunque tenemos la excepción que confirma la regla, el Centre d’Art la Panera, ha estado dirigido des de su fundación por mujeres, primero por Gloria Picazo y su sucesora será Celia del Diego.


Y anque ninguno de los museos cumpla la ley al 100%, vale la pena destacar la voluntad de incorporar la perspectiva de género de manera natural en el funcionamiento de todas estas instituciones.


Para saber más:

Ponencia en el marco de las IV Jornades d'Estudis del Segrià:

 










Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...