viernes, 18 de julio de 2014

Nísia Floresta pionera del feminismo en Brazil y abolicionista

Después de la resaca del mundial, viajamos a Brasil para rendir nuestro homenaje a una mujer excepcional. ¿Cúal de todas ellas? Pues ni más ni menos que la madre fundadora del feminismo brasileño, la que rompió moldes, la que denunció las injusticias que sufrian mujeres, amerindios y esclavos. Escritora y abolicionista, se ha convertido en una figura ilustre de la historia de Brasil.
 
Dionísia Gonçalves Pinto (1810 - 1885) conocida como "Nísia", fue una educadora, escritora y poeta brasileña. Ella es considerada una pionera del feminismo en Brasil y fue probablemente la primera mujer en romper los límites entre los espacios públicos y privados publicando textos en periódicos, en el momento en que la prensa nacional todavía se arrastraba. Nísia también dirigió una universidad de mujeres en Río de Janeiro y escribió libros en defensa de los derechos de las mujeres, los amerindios y los esclavos. 

Era hija del portugués Dionísio Gonçalves Pinto y de la brasileña, Antônia Clara Freire, siendo bautizada como Dionísia Gonçalves Pinto, aunque fue conocida por el pseudónimo de Nísia Floresta Brasileira Augusta. Nísia: diminutivo de Dionísia, Floresta, era el nombre del sitio natal (fazenda). Brasileira era el símbolo de su patriotismo, una necesidad de afirmación para quien vivió casi tres décadas en Europa. Augusta era una recordación de su segundo marido, Manuel Augusto de Faria Rocha, con quien se casó en 1828, padre de su hija Lívia Augusta.

En ese mismo año, el padre de Nísia había sido asesinado en Recife, hacia donde la familia se había mudado. En 1831, Nísia dio sus primeros pasos en las letras, publicando en un periódico pernambucano una serie de artículos sobre la condición femenina. De Recife, y ya viuda, con la pequeña Lívia y su propia madre, Nísia viasjó a Rio Grande do Sul donde se instaló y dirigió un colegio para niñas. La Guerra de los Farrapos interrumpió sus planes, y Nísia resolvió irse a Rio de Janeiro, donde fundó y dirigió los colegios Brasil y Augusto, notables por el alto nivel de enseñanza

En 1849, por recomendación médica llevó a su hija, gravemente accidentada, a Europa. Y fue en París donde vivió por más tiempo. Em 1853, publicó Opúsculo Humanitario, una colección de artículos sobre emancipación femenina, que fue merecedor de una muy favorable apreciación de Auguste Comte, el padre del positivismo. El 5 de septiembre de 1857 moría Auguste Comte y Nísia Floresta fue una de las cuatro mujeres que acompañó el cortejo fúnebre,  luego publicó en París "Itinéraire d'un voyage en Allemagne". cuyo texto, bajo la forma de cartas dirigidas a los hijos y hermanos, contaba las impresiones de la autora sobre las ciudades alemanas. La primera misiva es de Bruselas, del 26 de agosto de 1856 y, la última, de Estrasburgo, del 30 de septiembre del mismo año.
 
Joaquin Nabuco

Retornó al Brasil entre 1872 y 1875, en plena campaña abolicionista liderada por Joaquim Nabuco, casi nada se sabe sobre su vida en ese período. Retornó a Europa en 1875 y, tres años después, publicó su último trabajo Fragments d’un ouvrage inédit: Notes biographiques, en París. A pesar de contener principalmente informaciones respecto de su hermano, Joaquim Pinto Brasil, este libro trae también datos autobiográficos, hasta entonces desconocidos. Nísia pasó a residir en Rouen y despues en Bonsecours, en el interior de Francia.
Tumba de Nísia Golçalves

Su más completa biografía, Nísia Floresta - Vida e Obra, fue escrita por Constância Lima Duarte, en 1995. Es un libro de 365 páginas, editado por la Editora Universitária (de la Universidad Federal de Rio Grande do Norte) que, en 1991, había sido presentado como Tesis de Doctorado en Literatura Brasileña de la autora, en USP/SP.
 
(fuente: Heroínas)
 
Para saber más:
 

1 comentario:

Eva Macià dijo...

Tot i que el mundial a mi ni fu ni fa... l'entrada d'aquest tros de brasilenya m'ha semblat ideal! un petó!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...