jueves, 18 de junio de 2015

Anne Brontë: La inquilina de Wildfell Hall

Volviendo ha casa en el coche escuchaba un programa de radio, a esa hora la sección sobre libros  recomendaba la última novela de Anne Brontë, escrita en 1848, nada actual, a primera vista... però en la que se recogia la historia de una mujer joven, que huye de un marido maltratador y alcohólico, y empieza una nueva vida con su hijo de cinco año. Desgraciadamente, la historia escrita en 1848 es sigue tremendamente actual, escrita en primera persona, nos acerca a la historia personal de Helen y su lucha por seguir adelante a pesar de sus circunstacia en la Inglaterra de la época.


Tras muchos años de abandono, la ruinosa mansión de Wildfell Hall es habitada de nuevo por una misteriosa mujer y su hijo de corta edad. La nueva inquilina -una viuda, al parecer- no tarda, con su carácter retraído y poco sociable, sus opiniones a menudo radicales y su extraña, triste belleza, en atraer las sospechas de la vecindad, y a la vez la rendida admiración de un joven e impetuoso agricultor. Pero la mujer tiene, en efecto, un pasado... más terrible y tortuoso si cabe de lo que la peor de las murmuraciones es capaz de adivinar.

La inquilina de Wildfell Hall (1848), segunda y última novela de Anne Brontë, une al bello relato de un amor prohibido e invernal el retrato intensísimo del fracaso de un matrimonio degradado por el abuso y la violencia, descrito con una predilección morbosa por lo grosero, cuando no brutal que escandalizó y repugnó a sus contemporáneos. De hecho, todavía hoy, la dureza, audacia y auténtico rigor de esta novela siguen siendo igual de sorprendentes y desafiantes.
(Fuente: albaeditorial.es)


Curiosidades sobre la novela:

El alcoholismo de su hermano Branwell serviría par inspirar la figura del marido alcoholico y violento de la protagonista de la novela. La cual a su vez fue muy critica en la época, incluso por su propia hermana Charlotte, por considerarse que no era "apropiada", debido a la crudeza del tema, como literatura femenina.



Anne Brontë:

Anne Brontë nació en Thornton (Yorkshire), el 17 de Enero de 1820. Anne fue la menor de seis hermanos, y tenía tan solo veinte meses cuando su madre murió en Septiembre de 1821, y la hermana mayor de su madre - Elizabeth Branwell- tomó el control de la familia. Ana era la favorita de su tía, y compartió su cuarto de dormir con ella durante sus años de niñez. Anne era asmática y frágil, cabal y profundamente religiosa.

El reverendo Patrick Brontë era ministro de la rama evangélica de la Iglesia de Inglaterra. La tía Branwell era metodista. La conciencia religiosa de Anne estuvo siempre compitiendo entre las reglas ortodoxas de la salvación universal y la salvación para sólo unos elegidos. Esto provocaba en ella un estado de constante ansiedad que la hizo enfermar en al menos una ocasión, en 1837. Sin embargo en la familia todos estaban de acuerdo en la necesidad de entender lo que Dios revela en la Biblia y en tener una educación basada en ella.

Viendo pocas esperanzas de conseguir buenos matrimonios para sus hijas, Patrick Brontë planeó una educación extensa para sus hijas de tal manera que ellas pudieran tener una cierta independencia como institutrices. Anne asistió solamente dos años a la escuela formal, desde 1835 a 1837, en Roe Head School cerca de Dewsbury, donde una de sus profesoras era su propia hermana Charlotte. El resto de su educación la recibió en casa, de su tia Elizabeth, de su hermana Charlotte y de las numerosas lecturas que su padre buscaba para ella.

Anne trabajó como institutriz en dos casas: para la Familia Ingham de Blake Hall, cerca de Mirfield, desde 1839 a 1840 y para la Familia Robinson de Thorp Green, cerca de Tork, desde 1840 a 1845. Ella encontró el trabajo muy solitario y desmoralizador, aliviado solamente por su viaje anual con la familia Robinson a Scarborough para las vacaciones de verano.

Junto con sus hermanas y su hermano, Anne escribió relatos cortos y poesía desde edad muy temprana. Colaboró con Emily en desarrollar el mundo fantástico de Gondal, con su propia historia, topografía y elenco de personajes. La colaboración en el Proyecto Gondal continuó hasta el principio de la década de 1840. Anne, Charlotte y Emily contribuyeron todos a Poemas de Currer, Ellis y Acton Bell (1846), y Anne tiene dos novelas publicadas: Agnes Gray (1847), en donde desarrolla los apuros y problemas de la familia de las institutrices y La inquilina de Wildfell Hall (1848), que examina las consecuencias del falta de derechos legales de las mujeres casadas. Anne Brontë publicaba bajo el seudónimo de Acton Bell.

El 24 de Septiembre de 1848 el hermano de Anne Branwell murió de tuberculosis. Tenía 31 años. Tres meses después, el 19 de Diciembre, Emily también murió de tuberculosis a la edad de 30. Dos semanas después a Anne le fue diagnosticada la misma enfermedad. Ella quería ver por encima de todo el mar en Scarborough pero el viaje no fue organizado hasta mediados de Mayo. Acompañada por Charlotte y por la amiga de la familia Ellen Nussey, Anne llegó a Scarborough el 25 de Mayo de 1849 y murió tres días después. Sus restos descansan en el cementerio de St. Mary en Scarborough y es el único miembro de la familia Brontë que no ocupa el panteón familiar. 
(Fuente: Que de libros)

1 comentario:

Eva Macià dijo...

Per fi hi torna a haver l'opció dels comentaris!! jo aquest ja l'he llegit, espero que t'agradi!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...