martes, 28 de enero de 2014

La Arquitecta, "la Bestia", el "Ángel", la "Viuda", la "Holandesa" y la "Enfermera". La historia no contada de algunas mujeres durante el holocausto.

Ya fuera como activistas, como prostitutas o como prisioneras regulares, miles de mujeres sufrieron las tremendas condiciones de vida del campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau durante el nazismo. - See more at: http://www.pikaramagazine.com/2013/06/el-infierno-no-contado-de-las-prisioneras-de-auschwitz/#sthash.jONBRIeQ.dpuf
Ya fuera como activistas, como prostitutas o como prisioneras regulares, miles de mujeres sufrieron las tremendas condiciones de vida del campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau durante el nazismo. - See more at: http://www.pikaramagazine.com/2013/06/el-infierno-no-contado-de-las-prisioneras-de-auschwitz/#sthash.jONBRIeQ.dpuf
Ya fuera como activistas, como prostitutas o como prisioneras regulares, miles de mujeres sufrieron las tremendas condiciones de vida del campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau durante el nazismo. - See more at: http://www.pikaramagazine.com/2013/06/el-infierno-no-contado-de-las-prisioneras-de-auschwitz/#sthash.jONBRIeQ.dpuf
Ya fuera como activistas, comunistas, prostitutas, judias, madres de activistas, sindicalistas... las mujeres, igual que los hombres,  fueron detenidas y sufrieron las terribles condiciones  de los campos de concentración nazi.

Neus Català, con el trage de deportada en Holleischen

Pero como en todas las historias, entre las mujeres tambíen hubo víctimas y verdugos, heroinas y supervivientes que pudieron contar, o no sus vivencias en los campos. De entre todas las historias, rescatamos algunas biografias para ilustrar este triste periodo de la historia de la humanidad.

Vera Foltynova

Vera Foltynova, una arquitecta checa judía arrestada por su militancia comunista que, durante su estancia en el campo, trabajó en la oficina central de construcción de las SS [cuerpo de combate de elite] desde dónde se las arregló para sacar planos de sus instalaciones y dibujos de los crematorios y cámaras de gas.
Foltynova, además de filtrar documentos, consiguió salvar la vida. Su testimonio fue recogido por Hermann Langbein en el libro People in Auschwitz y su retrato cuelga hoy en una de las paredes del barracón número 15 de Auschwitz I, un extremadamente ordenado complejo de barracones visitables que dejan constancia del horror que allí se vivió, entre otras cosas, y principalmente, para que en el futuro no vuelva a repetirse.
- See more at: http://www.pikaramagazine.com/2013/06/el-infierno-no-contado-de-las-prisioneras-de-auschwitz/#sthash.jONBRIeQ.dpuf
Vera Foltynova, una arquitecta checa judía arrestada por su militancia comunista que, durante su estancia en el campo, trabajó en la oficina central de construcción de las SS [cuerpo de combate de elite] desde dónde se las arregló para sacar planos de sus instalaciones y dibujos de los crematorios y cámaras de gas.
Foltynova, además de filtrar documentos, consiguió salvar la vida. Su testimonio fue recogido por Hermann Langbein en el libro People in Auschwitz y su retrato cuelga hoy en una de las paredes del barracón número 15 de Auschwitz I, un extremadamente ordenado complejo de barracones visitables que dejan constancia del horror que allí se vivió, entre otras cosas, y principalmente, para que en el futuro no vuelva a repetirse.
- See more at: http://www.pikaramagazine.com/2013/06/el-infierno-no-contado-de-las-prisioneras-de-auschwitz/#sthash.jONBRIeQ.dpuf
Arquitecta judia arrestada por su militancia comunista, que durante su estancia en el campo de Auschwitz, trabajó en la oficina central de contrución de la SS. Desde donde se las arreglo para sacar planos de las instalaciones del campo, los crematorios y las cámaras de gas.

El escritor Hermann Langbein recogió su historia en el libro:
People in Auschwitz

Robert Jan Pelt, documento la existencia de una resistencia dentro del campo en:
The Case for Auschwitz: Evidence from the Irving Trial

Aparecen los planos originales del -campo de concentración de Auschwit 




 

Maria Mandel, La Bestia de Auschwitz

Maria Mandel, conocida como la "Bestia Bella"
De acuerdo con testimonios, uno de sus pasatiempos preferidos era colocarse frente al portón de entrada de Birkenau, esperando para ver si algún prisionero se giraba para mirarla: quien lo hiciese era llevado fuera del campo y nunca más era visto.
En Auschwitz, era conocida como "la Bestia" y durante dos años se encargó de seleccionar prisioneros para las cámaras de gas, entre otras atrocidades. Escogía algunos prisioneros como mascotas hasta cansarse de ellos para posteriormente enviarlos a la cámara de gas. Otra afición fue escoger a los niños que iban a ser ejecutados. Fue ella quien creó la famosa orquesta de Auschwitz, compuesta por prisioneros, que acompañaba los recuentos diarios, ejecuciones, selecciones y transportes. También firmó órdenes, enviando un número estimado de 500.000 mujeres y niños a las cámaras de los campos de Auschwitz I y Auschwitz II.

Fue detenida en Austria el 10 de agosto de 1945 por los estadounidenses y después de diversos interrogatorios, donde quedó constatada su inteligencia y su especial dedicación al trabajo en los campos de concentración, fue extraditada a Polonia. 
En noviembre de 1947, después de pasar dos años en custodia de los Aliados de la Segunda Guerra Mundial, fue juzgada por crímenes contra la humanidad en una corte de Cracovia y sentenciada a muerte. Fue ahorcada el 24 de enero de 1948, a los 36 años.

Mónica González Álvarez:
Las guardianas nazis: el lado femenino del mal

Las sádicas y terribles mujeres a cargo de los campos de concentración nazis



Irena Sendler, el "Ángel del gueto de Varsovia"
A lo largo de un año y medio, hasta la evacuación del gueto en el verano de 1942, consiguió rescatar a más de 2 500 niños por distintos caminos: comenzó a sacarlos en ambulancias como víctimas de tifus, pero pronto se valió de todo tipo de subterfugios que sirvieran para esconderlos: sacos, cestos de basura, cajas de herramientas, cargamentos de mercancías, bolsas de patatas, ataúdes... en sus manos cualquier elemento se transformaba en una vía de escape.

Irena quería que un día pudieran recuperar sus verdaderos nombres, su identidad, sus historias personales y sus familias. Entonces ideó un archivo en el que registraba los nombres de los niños y sus nuevas identidades.
Los nazis supieron de sus actividades. El 20 de octubre de 1943, Irena Sendler fue detenida por la Gestapo y llevada a la infame prisión de Pawiak, donde fue brutalmente torturada.
Ella era la única que sabía los nombres y las direcciones de las familias que albergaban a los niños judíos. Soportó la tortura y se negó a traicionar a sus colaboradores o a cualquiera de los niños ocultos. Fue sentenciada a muerte. 

Mientras esperaba la ejecución, un soldado alemán se la llevó para un "interrogatorio adicional". Al salir, le gritó en polaco "¡Corra!". Al día siguiente halló su propio nombre en la lista de los polacos ejecutados. Los miembros de Zegota habían logrado detener la ejecución sobornando a los alemanes, e Irena continuó trabajando con una identidad falsa.

Irena Sendler, la heroína anónima 
La mujer que salvó a 2500 niños judios 

 María Edwards Mac-Clure, la chilena que salvó niños judios


María Edwards tenía menos de 30 años cuando quedó viuda. Su esposo, el diplomático Guillermo Errázuriz Vergara, se suicidó en 1922. Estaban en París y ella decidió seguir ahí. Su papel en la historia empezó cuando las fuerzas de Hitler ocuparon Francia en 1940, en los albores de la II Guerra Mundial. En ese contexto,  empezó a trabajar como asesora en el Hospital Rothschild, que estaba ligado a la comunidad judía.

Se dio cuenta de que al hospital llegaban sistemáticamente agentes de la Gestapo para trasladar a hombres y mujeres judíos al campo de concentración de Auschwitz. Entre ellos, a madres con sus hijos recién nacidos. Ante la situación y tras la petición de ayuda de varias mujeres, María Edwards decidió actuar: sedaba a los pequeños recién nacidos, los introducía en un sector al interior de su capa y salía con ellos del hospital. Afuera, les entregaba los niños a miembros de la resistencia, que le encontraban un hogar en casas de campesinos, lejos de París.

María fue descubierta por la Gestapo.Ya la habían detenido más de una vez. La peor, duró cinco días e incluyó torturas. No se habría salvado sin la intervención del almirante Wilhelm Canaris, quien había conocido a la familia Edwards en Chile, en 1915.

Héroes desconocidos 

Maria Edwards Mac-Clure, en la Wikipedia 

Johtje Vos, la holandesa

Durante los años de la guerra, la Sra. Vos y su marido, Aart, vivieron en una casa de 3 habitaciones en el pueblo de Laren, Países bajos, ubicada una callejón sin salida, con acres de bosques detrás. El Sr. Vos, que falleció en 1990, creció en Laren, y conocía cada arroyo y cada campo en la zona. Eso le permitió llevar a su casa, a Judíos a través de los bosques por la noche y de vuelta al bosque, cuando los nazis venían. Cada vez que una redada alemana era inminente, un jefe de policía holandés compasivo, en Laren – un amigo de los Voses – los llamaba, dejaba sonar dos veces, cortaba y luego repetía el código.

En total, los Vos salvaron 36 personas, escondiendo una vez en su casa 14 al mismo tiempo, después que los alemanes invadieran Holanda en mayo de 1940.

Neus Català Pallejà


Fue miembro de las Juventudes del PSUC durante la Guerra Civil Española, es la única superviviente española del campo de concentración nazi de Ravensbrück que todavía hoy sigue con vida.

Diplomada en enfermería en 1937. Al principio de la Guerra civil española se traslada a Barcelona. En 1939 cruza la frontera con 180 niños huérfanos, de la Colònia Negrín de Premià de Dalt, que estaban a su cargo. Colaboró en actividades de la Resistencia francesa, con su marido, centralizando en su casa la recepción y transmisión de mensajes, armas y documentación. Actuó como enlace hasta que un farmacéutico de Sarlat la denunció a los nazis, lo que provocó su detención el 1943. Encerrada y maltratada en Limoges, en 1944 fue deportada a Ravensbrück donde es obligada a trabajar en la industria de armamento. 

Posteriormente fue trasladada a Holleischen (en territorio checo), un subcampo del Campo de concentración de Flossenbürg. Tras su liberación en 1945, regresó a Francia, donde continuaría su lucha clandestina contra el franquismo.

Neus Català: fuimos las olvidadas entre los olvidados 
De la resistencia y la deportación (por Neus Català) 


Para saber más:

Pikara Magazine: el infierno no contado de las prisioneras de Auschwitz 

El secreto mejor guardado: las esclavas sexuales de la SS

¿Cómo trataron a las mujeres judias durante el holocausto?

Supervivientes españolas en el infierno nazi

1 comentario:

Eva Macià dijo...

Una entrada genial en la setmana de la commemoració de l'holocaust! jo, encara que vaig tard (com sempre), estic rumiant fer-ne una també ;-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...